Día Mundial sin Tabaco

tabaquismo_resize.jpg

Iniciativa libre de tabaco
La Organización Mundial de la Salud crea el Día Mundial sin Tabaco en 1989. Se celebra cada año el 31 de mayo con el objetivo de disminuir el hábito de fumar y llamar la atención del mundo sobre la epidemia del tabaquismo. Dar a conocer y recordar el peligro que representa esta adicción para la salud humana, la sociedad, el medio ambiente y la economía.

Desde esa fecha los gobiernos y la comunidades del mundo participan activamente organizando acciones encaminadas a disminuir la adicción y a promover estilos de vida saludables libres de humo.

Este día es  especialmente un llamado de alerta y de protección de  las presentes  y futuras generaciones. Lograr para ellas un mundo sin tabaco, es posible.

Tabaquismo vs. salud
El tabaquismo, consumo habitual de tabaco fumado, inhalado o cuando se mastica, perjudica seriamente la salud de los consumidores. Deteriora la calidad de vida de los adictos  y de su familia y disminuye considerablemente los años potenciales de vida saludable. Sin olvidar que  representa un elevado costo social.
Se ubica en el 4to. Lugar entre los factores de riesgo de enfermedades más comunes en todo el mundo. Causa conocida o probable de más de 25 enfermedades. Entre ellas las del corazón, en particular del infarto del miocardio.

El consumo habitual de tabaco daño casi todos los órganos del cuerpo. Responsable demostrado de una de las 4 enfermedades crónicas no trasmisibles, el  cáncer. Aumenta considerablemente el riesgo de enfermedades cerebrovasculares y respiratorias y de infertilidad. Causa hipertensión arterial, malnutrición, disfunción eréctil  y muerte prematura. Envejecimiento, impotencia, eleva el colesterol y acelera la arterioesclerosis. Eleva riesgo de parto prematuro y de menopausia precoz.

El costo económico del hábito tabáquico es igualmente devastador. A los elevados gastos de salud pública para el tratamiento de las enfermedades causadas por el tabaquismo, se agrega que esta adicción mata a las personas en plenas facultades productivas, priva a las familias de su sustento y a las naciones de fuerza de trabajo.
Los estudios confirman el riesgo del llamado fumador pasivo o involuntario. Más de 3 mil muertes anuales entre adultos son la consecuencia de inhalar el humo del otro. Demostrado, que los más afectados por el humo de segunda mano son los infantes.

Compromete seriamente la salud de las vías respiratorias de cientos de miles de niños en el mundo. Ellos  tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades pulmonares crónicas, bronquitis, gripes, neumonías y asma .Las investigaciones evidencian que la aspiración involuntaria por los pequeños aumenta gravedad de casos de asma y posibilita el síndrome de muerte súbita.

Epidemia grave y global
El tabaquismo es reconocido por la Organización Mundial de la Salud como el problema más grave de la salud del mundo y la principal causa de muerte que se puede evitar. Segunda causa de mortalidad en el planeta y  responsable del fallecimiento de 1 de cada 10 adultos. Esta epidemia silenciosa causará la muerte a la mitad de los fumadores actuales, a unos 650 millones. Responsable es de 11 mil muertes al día en el planeta.

Cobra cada año la vida de casi 5 millones de personas. Cifra que se duplicará para el año 2030, 10 millones, con  un pronóstico para esa fecha de una persona fallecida cada 3 segundos  si no se controla el consumo actual de tabaco.

Atmósfera libre de tabaco
Sin embargo el tabaquismo es, una epidemia  evitable.   Es la principal causa de muerte evitable. Reflexionar sobre estas afirmaciones es hoy un buen día para los fumadores y  sus familias y para los no fumadores y sus familias;  de reflexión por los jóvenes que fuman o no y de modo especial, un llamado a reflexionar por los niños que  en estos tiempos inhalan el humo del otro.

Este  Día Mundial sin Tabaco es sólo un soplo de aire puro. Se convertirá en brisa luego, y poco a poco, año tras año, en rachas de oxigeno puro, en atmósfera libre de humo. La atmósfera libre de tabaco que necesitan los habitantes de este planeta para vivir saludables y  proteger los niños de hoy, los hombres y mujeres de mañana y los niños y niñas del  futuro. Una atmósfera ideal y  posible.
Apagar un cigarrillo hoy, o no encenderlo puede ser el inicio. No estar en la lista de los fumadores, el mejor comienzo para hacer posible  esa atmósfera de aire puro.

Fuente: Salud Vida


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión