Desciende mortalidad infantil en Las Tunas

Recien-nacido_resize.jpg
Las estadísticas suelen ser frías, pero algunas, como las generadas por el sector de la salud, traen consigo el calor de una profesión de extraordinaria sensibilidad. Eso pensé al evaluar la tasa tunera de 1,8 niños fallecidos por cada mil nacidos vivos —la más baja de su historia—, lograda al terminar la etapa enero-mayo.

Hace poco más de una década, la provincia marchaba a la zaga entre sus similares del país en este importante parámetro.

La actual cifra, que también es la menor de Cuba en el mismo período, refleja el rigor y la hondura con que trabaja el territorio en el Programa Materno-Infantil, especialmente en la atención primaria a embarazadas y recién nacidos a nivel de consultorios y policlínicos, así como en el ingreso eventual y oportuno en los hogares maternos de aquellas gestantes que presenten riesgos.

«Durante los primeros cinco meses del año solo tuvimos que lamentar cuatro fallecidos entre niños menores de un año, a pesar de que el número de partos fue parecido a igual etapa de 2007», dijo a JR la doctora Viviana Gutiérrez, jefa del Departamento Materno-Infantil de la Dirección Provincial de Salud en Las Tunas.

La doctora le atribuyó gran responsabilidad en este éxito al personal médico y paramédico, técnicos y trabajadores en general de los hospitales pediátricos de la cabecera provincial y del municipio de Puerto Padre, así como a las salas de neonatología que funcionan en las instituciones especializadas del territorio.

Además del 1,8 de mortalidad infantil en los primeros cinco meses del año —1,7 unidades por debajo a igual etapa de 2007—, Las Tunas también mejora esta vez los índices de muerte en edad preescolar (dos por cada 10 000 habitantes) y escolar (0,4 por cada 10 000). La tasa por muerte materna directa se mantiene en cero.

Fuente: Juventud Rebelde


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión