Los piercing potencialmente peligrosos

Piercing.jpg
Al principio sorprendieron en el mundo civilizado, aunque  es práctica  milenaria mantenida en muchas etnias indígenas.  Me refiero a las  perforaciones de la piel para uso de argollas, muy utilizadas en la actualidad. Ya no es sólo para los lóbulos de las orejas, sino que se extienden por toda la geografía corporal: aletas nasales, labios, ombligo, cejas, mentón, brazos, y hasta  genitales.

La ciencia ha alertado sobre el riesgo que se corre con el uso de los piercing,  por la predisposición a infecciones bacterianas transmitidas por  instrumentos sin esterilizar y el peligro que conlleva el rasgado de la piel o la sepsis obligada en zonas húmedas de difícil cicatrización: labios, lengua, vagina, etc.

Pasado el tiempo, y aumentada increíblemente la práctica de las perforaciones (piercing), la comunidad médica de algunos países –Gran Bretaña, por ejemplo- revelaron que una investigación realizada por la Agencia de Protección a la Salud de Londres reportó que el 25 por  ciento de las personas con perforaciones presentaron inflamación, sangramiento o infección.

Por supuesto, las complicaciones se derivaron de la falta de higiene y la autoperforación de los orificios sin las condiciones adecuadas.

Ha sido tanta la incidencia sanitaria que los expertos recomiendan que los servicios de salud británicos asuman el servicio para evitar un grave problema ya que muchas de las personas encuestadas admitieron que se colocaron los piercing por su cuenta, hay casos específicos que presentaron incluso infecciones graves.

Alboroto razonable si se  toma en cuenta el daño que entraña una moda, que increíblemente, retorno a los gustos milenarios, en que este  arte era patrimonio de las primeras civilizaciones indígenas del mundo.


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión