Atención llegó el verano

Lavado de manos_resize.jpg
Ya comenzó el verano y en esta época del año la enfermedad diarreica aguda es un peligro potencial. Es por ello que hay que estar alerta con la posible deshidratación que provocan los vómitos y diarreas tanto en los menores de un año como en los niños pequeños y en los ancianos.

En realidad no es la diarrea propiamente la que puede producir serias complicaciones sino la deshidratación que esta produce, por ello, la administración de sales orales por indicación facultativa, o la hidratación por medio de sueros o venoclisis, si fuese necesario, debe ser inmediata para que sea oportuna.

Las diarreas son producidas por la ingestión de alimentos o líquidos contaminados con bacterias, parásitos o virus. Por tanto, resulta necesario atender a la calidad, procedencia y elaboración de los alimentos y por supuesto, a la higiene y limpieza con que se manipulan y conservan.

Especial cuidado debemos poner en el agua para beber la que "debe hervirse tres minutos cada día", con el mismo hábito con que cocinamos los alimentos, y resulta imprescindible también mantener un sistemático lavado de las manos.

se debe acudir al médico cuando aparezcan los primeros síntomas de una enfermedad diarreica, se acompañe o no de vómitos, y no ingerir remedios caseros para rehidratarse, sino sales de rehidratación oral.

Es criterio médico que no debe darse de beber té a estos pacientes porque produce eliminación de potasio del organismo y eso agrava el cuadro clínico, como tampoco ningún otro "brebaje tradicional" que no sea indicado por el facultativo de asistencia.

 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión