El brócoli en su alimentación

Familia de la coliflor y originario de Italia, el brócoli posee muchas propiedades que ayudan y nutren al organismo. Posee un elevado contenido de vitamina C y se calcula que una taza de esta hortaliza tiene más ácido ascórbico que una naranja de tamaño grande.

Cuando lo ingerimos, nos ayuda a mejorar la formación de huesos, dientes y tejidos, así como los procesos de cicatrización, digestión y curación de resfriados.

También cuenta con fibra y vitamina B, nutrientes que actúan sobre el equilibrio del sistema nervioso y las vías cardiovasculares. Algunas investigaciones médicas han determinado que el consumo frecuente de brócoli es considerado como un  factor antiparalítico que puede prevenir derrames o parálisis de ciertas partes del cuerpo.

Interviene también en la buena absorción de los carbohidratos y en el metabolismo de las grasas. Una ensalada enriquecida con brócoli es un aporte importante de vitamina K, sustancia que interviene en la formación de protrombina para la coagulación de las hemorragias y elimina las dolencias que a menudo presentamos en ciertas partes del cuerpo que no tienen aparentemente origen alguno, pero son malestares que se asocian con la reducción de protombina en la sangre.
El brócoli cuenta con importantes fitoquímicos que reducen el peligro de la aparición de células cancerígenas.

Sí quieres aprovechar todas y cada una de las propiedades del brócoli, ponlo en agua y déjalo apenas un par de minutos después de que ésta hierva. Lo mejor es cocinarlo lo menos posible para no matarle las propiedades y vitaminas que contiene.

Para aderezarlo y no tener que comerlo así sin nada, lo ideal es preparar en una tacita un poco de limón, aceite de oliva, una pizca de sal y unas gotas de agua. La ventaja es que lo puedes encontrar en muchas partes a lo largo del año, por lo que no hay excusas para desaprovecharlo.

El brócoli pertenece a la familia Cruciferae y su nombre botánico es Brassica oleracea L., variedad botrytis subvar. cymosa Lam.

Es una planta similar a la coliflor, aunque las hojas son más estrechas y más erguidas, con peciolos generalmente desnudos, limbos normalmente con los bordes más ondulados; así como nerviaduras más marcadas y blancas; pellas claras o ligeramente menores de tamaño, superficie más granulada, y constituyendo conglomerados parciales más o menos cónicos que suelen terminar en este tipo de formación en el ápice, en bastantes casos muy marcada.

Es importante resaltar la posible aparición de brotes laterales en los brócolis de pella blanca en contraposición a la ausencia de este tipo de brotes en la coliflor. La raíz es pivotante con raíces secundarias y superficiales.

Las flores del bróculi son pequeñas, en forma de cruz de color amarillo y el fruto es una silicua de valvas ligeramente convexas con un solo nervio longitudinal. Produce abundantes semillas redondas y de color rosáceo.

 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión