El tratamiento con células madre podría combatir la diabetes tipo 1

Un estudio piloto de pacientes recién diagnosticados con diabetes tipo 1 halló que la terapia con células madre eliminaba la necesidad de terapia con insulina por periodos de tiempo variables.

Éste es el primer ensayo en examinar la terapia con células madre en seres humanos que tienen esta forma de la enfermedad. Aún así, los expertos recalcaron que la investigación es preliminar y recomendaron precaución a la hora de interpretar los resultados, que aparecen publicados en la edición del 11 de abril del Journal of the American Medical Association.

"Éste puede ser el primer paso hacía algo que podría ser promisorio, pero necesito ver un grupo de control con un seguimiento más largo antes de aventurarme", aseguró el Dr. Jay S. Skyler, autor de un editorial acompañante en la publicación y director asociado del Instituto de Investigación de la Diabetes de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami. "Aún así, vale la pena seguir experimentando".

La diabetes tipo 1 se desarrolla cuando el sistema inmunitario del organismo ataca las células beta del páncreas, que producen insulina, la hormona que transporta el azúcar de la sangre a las células para convertirla en energía.

"En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario está desequilibrado", explicó Skyler. "En general, todos tenemos algunas células que pueden, potencialmente, destruir el páncreas, pero el sistema inmunitario regulador evita que se hagan suficientemente activas. En la de tipo 1, hay una mayor proporción de actividad de las células destructoras y una menor actividad de las reguladoras. "El objetivo es tratar de recuperar el equilibrio".

Para cuando a una persona se le diagnostica la enfermedad, entre el 60 y el 80 por ciento de las células beta ya han sido destruidas. Además, las investigaciones han demostrado que las personas que tienen más células beta en funcionamiento tienden a tener menos complicaciones con el tiempo.

La terapia inmunosupresora, diseñada para atenuar el sistema inmunitario, puede ayudar, pero los pacientes necesitarán tomar insulina de todos modos para regular la glucosa. Entretanto, la terapia con células madre ha tenido algo de éxito con otras enfermedades autoinmunes, como el lupus, pero no con la diabetes tipo 1.

"Ha habido algo de uso de este procedimiento específico en otra enfermedad autoinmune en seres humanos y se ha sugerido un efecto promisorio, además, se ha defendido por años que este tipo de abordaje podría ser útil en la diabetes tipo 1", aseguró Skyler.

En el estudio nuevo, realizado por científicos de São Paulo, Brasil, y de Chicago, participaron 15 pacientes a los que se les acababa de diagnosticar diabetes tipo 1. Los participantes se sometieron a una terapia de inmunosupresión en dosis altas seguida por un procedimiento conocido como transplante hematopoyético autólogo no mieloablativo de células madre (THACM) para preservar la función de las células beta.

El THACM consiste en remover parte de las propias células madre del paciente, tratarlas y luego devolverlas al paciente mismo.

"El uso de células precursoras de la médula ósea, que son precursoras de las células T inmunitarias, está diseñado para reiniciar el sistema inmunitario", aseguró Skyler. "La razón de escoger un momento inicial es que se quiere contar con suficientes células beta de las que quedan aún".

Durante un seguimiento que duró 36 meses, el 93 por ciento de los pacientes logró algún tipo de independencia de la insulina. Catorce de los pacientes se libraron de ella, uno durante 35 meses, cuatro durante al menos 21 meses y siete durante al menos 6. Dos participantes más que tuvieron respuestas tardías a la terapia con células madre se libraron de la insulina durante 1 y 5 meses, respectivamente.

Una persona desarrolló neumonía y otras dos desarrollaron problemas con el sistema endocrino, que controla las hormonas en el organismo.

No está claro exactamente cómo actuaron los transplantes de células madre. Además, quedan muchas preguntas sin responder.

"La pregunta obvia es cuánto tiempo funciona y cuáles son los riesgos del tratamiento", apuntó el Dr. Larry Deeb, presidente de medicina y ciencia de la American Diabetes Association. "Pero la emoción es dónde estamos en cuanto a la investigación y el tratamiento de la diabetes y la emoción que algunas de estas preguntas suscitan en los diabéticos y en la comunidad de la diabetes, así como el argumento profundo de que éste no es el momento de reducir la inversión en la diabetes".

Fuente: Por Amanda Gardner, Healthday

 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión