Extiende sus sesiones a Venezuela Congreso REHABILITACION 2007

El IV Congreso Internacional de la Sociedad Cubana de Medicina Física y Rehabilitación que concluyó este viernes en la capital cubana, continuará sus sesiones los días 7 y 8 de abril en Carabobo, República Bolivariana de Venezuela, con la participación de colaboradores cubanos de la salud que prestan servicio en ese país.

Según dijo a Trabajadores el profesor Jorge Enrique Martín Cordero, Jefe del Grupo Nacional de Medicina Física y Rehabilitación del Ministerio de Salud Pública, ante el interés de participar en el Congreso mostrado por los colaboradores cubanos, se decidió extender a esa nación las sesiones del encuentro. “Nuestro personal de la salud que trabaja allí en el área de rehabilitación realiza una labor muy importante, por eso consideramos de gran valor poder compartir con ellos sus experiencias en el propio país, para no afectar a la vez el servicio que brindan a la población”, explicó.

En la cita que tuvo lugar en La Habana, con la participación de alrededor de 300 delegados cubanos y 150 extranjeros de 20 países, se debatió entre otros temas acerca de la importancia de esta especialidad a tono con el creciente envejecimiento de la población, lo cual también es característico de Cuba, y el impacto de estos servicios en la atención primaria de salud.

Con el nuevo programa de rehabilitación que comenzó a ejecutarse en la Isla  a partir del 2002 — el cual incluyó no solo la reparación de los policlínicos y la adquisición de equipamiento moderno, sino la formación de personal calificado— la especialidad ha tenido un auge significativo. Actualmente, aseguró el profesor Martín Cordero, el país dispone de 454 servicios de rehabilitación en la atención primaria, ubicados en policlínicos y hospitales rurales, que incluyen áreas de electroterapia, gimnasio, termoterapia e hidroterapia, logofoniatría, consejería nutricional, terapia ocupacional y podología, además de la medicina natural y tradicional.

Más de 12 mil rehabilitadores que trabajan fundamentalmente en la red de atención primaria llevan a cabo este programa de gran repercusión en la salud de la población. “Diariamente, son atendidos en cada sala un promedio de 100 pacientes con afecciones disímiles. Asisten personas que han tenido, por ejemplo, accidentes cerebro-vasculares, traumas de columna y médula o enfermedades neurológicas degenerativas, aunque no es lo más frecuente en este tipo de servicio. La mayoría de los pacientes acude debido a lesiones del sistema osteomioarticular, como artrosis, inflamaciones o traumas, aunque también se rehabilitan los que han sufrido infarto de miocardio, enfermedades respiratorias y digestivas, así como un gran número de personas con factores de riesgo como hipertensión y sobrepeso con el objetivo de prevenir posibles enfermedades”, precisó el doctor Martín Cordero.

Al referirse a las particularidades del programa cubano, el especialista aseguró que es inédito teniendo en cuenta la cantidad y extensión de los servicios que cubren prácticamente el total de la población, la elevada calificación del personal que labora en estas salas y el equipamiento de que disponen. “Ahora estamos reconstruyendo instituciones de la atención secundaria, hospitales de gran prestigio que también van a ser remodelados y reequipados con medios modernos, en correspondencia con la voluntad del Estado cubano de brindar una atención sanitaria de excelencia a nuestra población”, concluyó.


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión