Perfecciona Cuba sus servicios oncológicos

atencion en el hogar_resize.jpg
"No obstante algunas exigencias aún insatisfechas, hemos fortalecido nuestra red de atención especializada a partir de la creación en todos los hospitales, de las unidades integrales de atención a pacientes oncológicos, o lo que es igual, el paciente como centro de la atención en esta rama de la medicina", significó el doctor Rolando Camacho Rodríguez, jefe del Grupo Nacional de Oncología.

Cordial en su trato y a la vez conciso en sus argumentos, el doctor Camacho Rodríguez, en entrevista exclusiva, especificó seguidamente que dichas unidades integrales —en proceso de organización e implementación—, estarán muy pronto a disposición de los pacientes en todos los hospitales del país.

Al evaluar los problemas y potencialidades de la oncología cubana, el especialista explicó que los recursos humanos en esta rama han tenido avances en los últimos años con la organización de diplomados y cursos de especialización. Otro avance evidente ha sido la adquisición de equipamiento, en especial para la actividad de radioterapia.

"A comienzos de los años noventa, pese al llamado Período Especial y por gestión del Ministerio de Salud Pública, se comenzaron a introducir en las unidades médicas de toda la isla equipos de cobalto, por un monto de millones de dólares; también equipos para la planificación computarizada de tratamientos con radiaciones y sistemas para la simulación... Igualmente ocurre en estos momentos con los costosísimos aceleradores lineales. Actividades que demuestran un profundo valor médico, profesional y, ante todo, humano, de las autoridades cubanas; una acción que no es común en ningún otro país en vías de desarrollo, porque son equipos puestos a disposición del pueblo", acotó.

El médico oncólogo tuvo palabras de elogio para las productos anticancerígenos elaborados en la Cuba en los últimos años, como es el caso de algunos citostáticos (antiméticos) que ayudan a una mejor tolerancia de los tratamientos. Al respecto hay que destacar que en la mayor de las Antillas están cubiertos los medicamentos de uso básico exigidos en la especialidad de Oncología moderna, con una carpeta de elaboración que, en la actualidad, pasa de las cincuenta producciones. Entre ellos, productos concebidos como estándar de esta especialidad y una gama de los productos más novedosos que existen en el mundo.

Desde el año 2000 se han ido extendiendo a todas las provincias del país una serie de medicamentos de producción nacional, concebidos para tratamientos contra cáncer de próstata, ovarios y mamas. Otras producciones —aún en fase de extensión a otras provincias—, se pueden hallar en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) y en el Hospital Hermanos Ameijeiras.

Acerca de la incidencia de algunos tipos de cáncer en la población —como es el caso del cáncer de cervis, tercero en incidencia en la isla—, el doctor Camacho Rodríguez subrayó que se lleva a cabo un programa de pesquisa a la población -presumiblemente sana-, desde finales de los años 60.

"Alrededor del 80 por ciento de los casos está en estadio in situ y uno; caso inverso a lo que ocurre en las naciones en desarrollo, donde la gran mayoría de la población femenina que sufre este padecimiento esta en estadío tres y cuatro", dijo.

El especialista evaluó también que la cobertura en Cuba contra este tipo de cáncer no ha sido mayor porque "a mi juicio, la mujer cubana -a partir de los 25 años de edad- no analiza aún, como algo fundamental en su vida, la realización de la prueba citológica vaginal cada tres años, como se exige; no percibe esta situación como un derecho social, como una necesidad, ni mucho menos como algo necesario para su salud…

"Esta situación debe invertirse y, cuando ocurra, se reducirán los índices de cáncer cérvico-uterino en la mujer, aunque estoy seguro que en los próximos cinco a seis años la mortalidad a consecuencia de este tipo de cáncer descenderá en Cuba", puntualizó.

Otro tipo de pesquisa que también se realiza, orientado por el Grupo Nacional de Oncología, es el relacionado con el cáncer de mama. Al respecto expresó el entrevistado que en la Ciudad de La Habana existen áreas donde se han iniciado investigaciones a la población asintomática.

"En un país como el nuestro donde los medios de comunicación tienen un gran nivel de accesibilidad por parte de la población, resulta importante mantener la educación relacionada con el examen mamario, al menos para detectar lesiones tempranas antes que sean tipo estadío tres o dos avanzados", especificó.

Hasta el momento, la mamografía es el método más efectivo para la detección temprana del cáncer de mama. Sin embargo, afronta problemas como es el no detectar el ciento por ciento de los casos, sobre todo cuando la mujer es muy joven y la densidad de la mama impide ver las lesiones o distinguirlas… También está el llamado carcinoma de intervalo, o cáncer que se puede producir entre una u otra prueba. O sea, de hacerse cada dos años, en ese tiempo puede aparecer una lesión que no fue detectada en la mamografía anterior.

"Es por todo ello la necesidad imperiosa de un autoexamen mensual de mama por parte de cada mujer que pasa los treinta años de edad", advirtió.

Aunque no está registrado como frecuente, ni tampoco como uno de los más mortales en la isla, el cáncer bucal está entre los diez primeros causantes de muerte en el mundo —sobre todo en el hombre—, pero es fácil de detectar.

"Las personas con más riesgo de padecer este tipo de cáncer son principalmente aquellas que se exceden en la ingestión de bebidas alcohólicas, tabaquismo, o con problemas de higiene bucal. Detectado tempranamente puede ser curado", afirmó.

Sobre las perspectivas en la actividad profesional, si llegase a cesar el criminal bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, el especialista avizora, "pienso que como consecuencia de las múltiples situaciones que nos ha impuesto el bloqueo y el espíritu que ha desarrollado en la comunidad científica cubana durante tantos años, si este llegase a cesar, también los científicos norteamericanos podrían beneficiarse al igual que nosotros. Hay muchas cosas que en Cuba se pueden hacer mejor que en ningún otro lugar del mundo", afirmó el especialista en Oncología, para ejemplificar seguidamente que "tenemos una gran capacidad para la realización de ensayos clínicos de nuestros productos nacionales; algo que en Estados Unidos no se hace, y las transnacionales tienen que realizarlos con personal de otros países, de poca o menor experiencia si se le compara con el nuestro, y con mucho menos recursos para las investigaciones.

"El sistema cubano de Salud cuenta con un personal muy bien entrenado e instituciones con un gran nivel científico y de atención, además de que nuestros ensayos clínicos han sido durante años, valorados favorablemente por empresas internacionales de alto prestigio. Son ensayos clínicos en los que existe un basamento real, científico. Y esto es algo que ellos se están perdiendo".

Fuente: CubAhora 


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión