El Alzheimer enfermedad que afecta la estabilidad de la familia

Alzheimer paciente.jpg

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta como un deterioro cognitivo y trastornos de la conducta. En su forma típica comienza por pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian. La enfermedad suele tener una duración media aproximada de 10-12 años, aunque esto puede variar mucho de un paciente a otro.

La enfermedad fue codescubierta por Kraepelin y Alzheimer. Sin embargo, dada la gran importancia que Kraepelin daba a encontrar la base neuropatológica de desórdenes psiquiátricos, decidió nombrar la enfermedad en honor a Alzheimer.

La enfermedad causa pérdida de la memoria y un importante deterioro mental; dando lugar a una progresiva disminución de la autonomía y a modificaciones de la conducta, lo que provoca una creciente dependencia familiar, de los servicios médicos y sociales, ya que el enfermo requiere de continuos cuidados en todas sus actividades.   

Es un síndrome de disfunción cerebral adquirida persistente, que afecta:

 La Memoria
 La Orientación
 El Juicio
 La Conducta
 El Lenguaje
 La Personalidad, etc.

Síntomas

Con el fin de ayudar a entender los cambios que ocurren según avanza este mal, la Enfermedad de Alzheimer se divide en tres etapas: inicial, intermedia y avanzada.

Es importante recordar que la evolución de los síntomas difiere de una persona a otra, y que cada etapa se desarrolla gradualmente a lo largo de varios años. Además, no es raro que los pacientes  tengan "días buenos" y "días malos". Por ejemplo, en la etapa inicial de la Enfermedad de Alzheimer  es posible que el paciente no muestre ningún síntoma el lunes, pero puede que el martes no se acuerde del nombre de sus familiares ni sepa encontrar la leche en el refrigerador.

En una etapa primera, tienen dificultad para recordar hechos y conversaciones recientes, pérdida de la capacidad para manejar dinero, errores de juicio, dificultad para tomar decisiones apropiadas, tendencia a perder las cosas y  posible desorientación en entornos conocidos.

En la etapa intermedia, surgen conductas problemáticas como ira, suspicacia, reacciones desproporcionadas. Repiten las mismas preguntas o frases y tienen el síndrome del atardecer es decir sienten agitación o inquietud al caer la tarde, otro de los síntomas es el temor a bañarse, problemas para comer, incontinencia. Dificultad cada vez mayor para la comprensión y expresión verbal, perdida de la capacidad para leer, escribir y hacer cuentas. Es posible que en ocasiones no reconozca a familiares y amistades. 

En una etapa avanzada tienen incapacidad para comunicarse,  para reconocer personas, lugares y cosas, les es imposible participar en su cuidado personal. Pierde la capacidad de caminar,  de sonreír, de tragar. Es posible que se le contraigan los músculos, que se presenten convulsiones.  Pérdida de peso, pasa la mayor parte del tiempo durmiendo, puede mostrar la necesidad de chupar cosas. Necesita atención o supervisión las 24 horas del día, los siete días de la semana.


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión