Falta de apetito o anorexia infantil

ablactacion_resize.jpg
El apetito es un instinto que nos lleva a satisfacer deseos y necesidades, son las ganas o deseos de comer, hablando llanamente. Cuando los médicos hablan de apetito se refieren "al hambre moderada orientada hacia la elección de determinados alimentos". Sin embargo, el tema que nos ocupa es todo lo contrario, pues la anorexia es el rechazo a la ingestión de alimentos. En los lactantes es un proceso fisiológico pero en adolescentes llega a ser un miedo irreal a ganar peso y a tener una imagen equivocada sobre el propio cuerpo.


En la anorexia infantil se describe la del lactante (poco frecuente y casi siempre originada por una enfermedad que cursa con este síntoma); la fisiológica está relacionada con una disminución de las necesidades del organismo del niño en el segundo año de vida, mientras los padres y abuelos mantienen la idea de que necesita la misma cantidad de alimentos que durante los primeros 12 meses; la psicógena, originada en virtud de trastornos internos o factores ambientales (imposición de una alimentación excesiva); y la anorexia nerviosa, que se presenta a partir de los 12 años.

Un motivo frecuente de consulta al Pedíatra, es porque el niño está inapetente. No tiene nada de raro que el niño coma mal, si está temporalmente enfermo.

Pero qué pasa cuando el niño está sano y come “mal”. Hay que tener en cuenta que al nacer, un niño tiene en promedio 3 kg (7 lb.) de peso, que duplica el peso a los 4 meses de edad y lo triplica al año de nacido, es decir, deberá pesar un mínimo de 6 kg a los 4 meses y 9 kg (21 lbs.) al cumplir el año de edad. Luego, la velocidad de crecimiento es menor, y del primero al segundo año, el incremento de peso se reduce, de modo que sólo aumentará 2 a 3 kg, y del segundo al sexto a séptimo año, la velocidad de incremento de peso, se reduce aún más, por lo que las necesidades de calorías y de alimentos, también disminuyen importantemente, de allí que ya no comen con la frecuencia que lo hacían en los primeros dos años de vida.

Estamos en una etapa del crecimiento y desarrollo del niño que se llama “anorexia fisiológica”, que no es otra cosa que la edad en que un niño come “una sola vez al día”, ó que “sólo pica la comida”, ó que prefiere jugar que comer, pero eso sí, son niños que no se cansan de jugar y que están llenos de energía, porque con lo poco que comen, tienen suficiente para las actividades de cada día.

Así las cosas, entonces no hay nada que temer; su hijo está sano. Esta etapa dura hasta los 6 a 7 años, y mientras llega, hay que ofrecerle alimentos de su agrado, y muy seguido habrá que darle de comer a la hora que le pida.

Cuando su hijo llegue a la adolescencia, entonces tendrá que ponerle un cierre al refri, porque le pasará lo contrario. Finalmente, esta etapa de “falta de apetito” no afecta el crecimiento y desarrollo de su hijo.

 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión