La dislexia debe identificarse tempranamente

maestro.jpg
La dislexia es el problema para aprender a leer que presentan algunos niños y niñas, con un coeficiente intelectual normal y sin la presencia de otros problemas físicos o psicológicos que puedan explicar las dificultades. Se ha de tener en cuenta que aunque dislexia se refiera a problemas en la lectura, normalmente se presenta junto con dificultades en la escritura o disortografía. Por ello sería más lógico hablar de problemas para aprender a leer y escribir, o sea problemas en la lectoescritura.

Hay dos tipos de dislexia:
-Dislexia adquirida: la sufrirían aquellas personas que tras haber logrado un determinado nivel lector, pierden algunas de estas habilidades como consecuencia de una lesión cerebral.

-Dislexia evolutiva: niños que sin ninguna razón aparente presentan dificultades especiales en el aprendizaje de la lectura. Esta es la dislexia a la que en adelante nos referiremos.

También hay que tener en cuenta que no toda dificultad en la lectura significa que nos encontremos ante un niño con dislexia. La lectura es una actividad muy compleja en cuyo aprendizaje es normal que en las primeras etapas aparezcan dificultades y errores que no tienen por qué indicar una futura dislexia. Se considera que para hablar de dislexia tendría que producirse un retraso de dos años en relación al nivel esperado de lectura.

Se estima que los problemas específicos de aprendizaje son causados por una dificultad del sistema nervioso que afecta la captación, elaboración o comunicación de información de estos niños con Dislexia. Algunos son hiperactivos y/o distraidos, con períodos de atención muy cortos, lo que se conoce como Déficit de Trastorno de Atención (DDA).

Estos niños tienen tratamiento y su condición no reviste gravedad, por lo general; pero si el trastorno no se detecta y se trata a tiempo, el problema puede aumentar y complicarse rápidamente. Un niño que en la escuela elemental no aprende a sumar, al llegar a la escuela superior, no podrá entender álgebra. El niño que trata de aprender con gran esfuerzo se frustrará progresivamente y desarrollará problemas emocionales como falta de autoestima, resultado de los fracasos repetidos. Algunos niños con problemas de aprendizaje pueden presentar también problemas de conducta, ya que prefieren parecer "malos" en vez de "estúpidos o brutos". Los padres deben conocer los signos que con mayor frecuencia indican problemas de aprendizaje en el niño.

1. Dificultad en atender o seguir instrucciones.

2. Dificultad para recordar lo que se le acaba de decir.

3. Fracasos académicos como consecuencia del poco dominio de destrezas de la lectura, escritura y/o aritmética.

4. Dificultad en distinguir entre la derecha y la izquierda, por ejemplo, confunde 25 con 52, la b con la d, la por al, u on por no, etc.

5. Defectos en coordinación --cuando camina, en los deportes, en actividades manuales sencillas como sostener un lápiz, amarrarse los zapatos o hacer un lazo--.

6. Extravía sus notas del colegio, sus libros, libretas y otros materiales.

7. No puede aprender los conceptos de tiempo; confunde "ayer", "hoy", "mañana".

El psiquiatra o psicólogo infantil debe trabajar en colaboración con los educadores y personal de la escuela, para hacer pruebas que puedan detectar la razón de la dificultad en el aprovechamiento y la presencia de problemas específicos de aprendizaje. Después de entrevistar al niño y la familia, y de evaluar la situación, el psiquiatra o psicólogo infantil hará recomendaciones relacionadas con la ubicación escolar apropiada para el niño, la necesidad de ayudas especiales, como terapia académica, ocupacional, o del habla, y tomará las medidas necesarias para ayudar a que el niño desarrolle al máximo su potencial.

En ocasiones el psiquiatra recetará medicamentos, cuando sea necesario controlar la hiperactividad y/o distraibilidad. Trabajará con el niño en el fortalecimiento de su confianza en sí mismo, elemento esencial para el desarrollo emocional saludable. Ayudará también a los padres y otros miembros de la familia para enfrentarse a la realidad de vivir con un niño con problemas específicos de aprendizaje.

 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión