Recomendamos a los bañistas no tirarse de cabeza

jovenes-cuba.jpg

El traumatismo cervical que se produce como consecuencia de la tirada de los bañistas de puentes, barcos y trampolines, en playas, ríos y piscinas, sin tener en cuenta la profundidad de las aguas es un frecuente accidente en la etapa veraniega

La urgencia del tema, por el alto número de vidas jóvenes que cobran estos accidentes,  en los meses de verano solo en el Servicio de Neurocirugía del Calixto García son atendidos alrededor de 25 traumatismos cervicales —de los que llegan con vida a esa prestigiosa institucióna—, ya que la mortalidad que originan esas lesiones son ciertamente elevadas, o la incapacidad, porque en los que sobreviven quedan secuelas motoras importantes, incluso de los cuatro miembros.

Una tirada en agua "sin fondo" provoca un movimiento forzado del cuello (flexión o deflexión) que daña el estuche vertebral y repercute sobre la médula cervical, "una de las estructuras nerviosas de mayor valor fisiológico".

Para definirlo fácilmente diaria se puede señalar que el estuche cervical es un cordón de alrededor de unos dos centímetros por donde ascienden y descienden los mecanismos vinculados con la movilidad, sensibilidad y gobierno vegetativo del organismo humano.

Atendiendo a la disposición de la columna vertebral, los traumatismos provocan generalmente la ruptura de la quinta y sexta vértebras, o de la sexta y la séptima, y las lesiones que afectan a la cuarta vértebra hacia arriba, son mucho más graves porque comprometen el diafragma e impiden la respiración.

Reconocen los especialistas que lo más importante en el trauma cervical no es, justamente, el tratamiento, sino su prevención. Entonces, bañistas, mucha atención, ¡no se tiren de cabeza al agua!


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión