El paludismo en mujeres y niños

mosquito anopheles_resize.jpg

El paludismo es una grave enfermedad que se transmite a través de las picaduras de mosquitos. Todos los años se producen de 300 a 500 millones de casos de paludismo en el mundo y alrededor de un millón muertes infantiles. En las zonas donde el paludismo es frecuente, puede ser la causa principal de mortalidad y de crecimiento deficiente entre los niños de corta edad.

El paludismo es especialmente peligroso entre las mujeres embarazadas. Puede provocar una fuerte anemia y causar abortos espontáneos, partos prematuros, la muerte del feto, bajo peso y la muerte de la madre.

Mediante la prevención y el tratamiento oportuno del paludismo es posible salvar muchas vidas.

En aquellos países donde existe la enfermedad, si un miembro de la familia tiene fiebre, o si los niños más pequeños rechazan la comida, vomitan o padecen somnolencia o accesos, es muy posible que la causa sea el paludismo.

Los niños que padecen fiebre que pudiera deberse al paludismo tienen que recibir tratamiento antipalúdico inmediato. Todo niño con fiebre palúdica que no reciba tratamiento en un día puede morir. Un agente de la salud puede ofrecer orientación sobre cuál es el mejor tratamiento y cuánto tiempo debe continuar.

Un niño con paludismo necesita terminar todo el tratamiento, incluso si la fiebre desaparece rápidamente. Si no concluye el tratamiento, el paludismo podría empeorar y resultar más difícil de curar.

Si los síntomas del paludismo persisten después del tratamiento, es preciso conducir al niño a un centro sanitario o a un hospital. El problema puede deberse a que:
-el niño no haya recibido la suficiente cantidad de medicina
-el niño tenga otra enfermedad además del paludismo
-el paludismo sea resistente a la medicina y se precise otra medicina.

A los niños con fiebre se les debe mantener frescos durante el tiempo que dure la fiebre:
-mojándolos con una esponja o bañándolos en agua tibia (no fría)
-poniéndoles ropas ligeras o tapándolos con una sola manta.

Las mujeres embarazadas son mucho más propensas a contraer el paludismo que otras mujeres. Esta enfermedad también es más peligrosa durante el embarazo, especialmente durante el primero. Puede provocar una fuerte anemia y causar abortos espontáneos, partos prematuros o la muerte del feto. Los hijos nacidos de mujeres con paludismo durante el embarazo suelen ser de menor tamaño y por tanto más vulnerables a las infecciones o a la muerte durante el primer año.

Las mujeres embarazadas deben ingerir tabletas antipalúdicas durante el embarazo.

No todos los medicamentos contra el paludismo pueden tomarse sin riesgo durante el embarazo. El médico es el indicado para recetar son las mejores tabletas antipalúdicas.

Las mujeres embarazadas tienen que dormir bajo mosquiteros impregnados periódicamente con insecticida para evitar las picaduras de mosquitos.

Las mujeres embarazadas que presentan señales y síntomas de paludismo deben recibir un tratamiento adecuado y urgente para evitar su muerte.

Las mujeres enfermas a causa del paludismo deben preguntar al médico sobre la posibilidad de recibir suplementos de hierro y vitamina A.

El paludismo consume energías y hace perder muchos líquidos corporales por la transpiración. El niño debe comer y beber con frecuencia para evitar la desnutrición y la deshidratación.

Un amamantamiento frecuente previene la deshidratación y ayuda al niño a luchar contra las infecciones, inclusive el paludismo. Los niños con paludismo deben recibir leche materna con la mayor frecuencia posible.

Las infecciones demasiado frecuentes de paludismo pueden retrasar el crecimiento y el desarrollo del cerebro y es muy posible que causen anemia. Todo niño que haya sufrido brotes repetidos de paludismo debe ser examinado para saber si padece anemia.

Los mosquitos se reproducen en todos los lugares donde puede estancarse el agua; por ejemplo, en las albercas, pantanos, estanques, fosas, acequias, tubos de desagüe y en la humedad de la hierba alta y los arbustos. También se reproducen en las orillas de los ríos, en los depósitos y tanques de agua y en los campos de arroz.

Es posible reducir el número de mosquitos:
-tapando con tierra o drenando los lugares donde el agua se acumula
-cubriendo con una tapa los depósitos o tanques de agua
-limpiando de arbustos los alrededores de las viviendas.

El paludismo afecta a toda la comunidad. Todos sus miembros deben trabajar juntos para reducir los lugares donde se reproducen los mosquitos y organizar un sistema para impregnar periódicamente los mosquiteros con insecticida. Las comunidades deben pedir a los trabajadores de salud y a los dirigentes políticos de sus regiones que les ayuden a prevenir y combatir el paludismo.


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión