Cómo educar a mi hijo

No siempre resulta sencilla la educación de los hijos, muchas veces los padres no saben cómo comportarse frente a una determinada situación.

La mejor disciplina es aquella que es justa, consistente, sensible y cariñosa.

Mantener la disciplina es una forma de corregir y a la vez de enseñar a los niños. Pero, esta disciplina no debe ser impuesta, los niños deben entenderla y nosotros debemos explicársela. Otro elemento que se debe tener en cuenta es que cuando se ha cometido un error hay que dar la oportunidad para que este sea enmendado. Se deben establecer reglas, estas deben ser explicadas y comprendidas y establecer lo que sucederá si las mismas son violadas.

Algunas recomendaciones:
- Trate de mantener la calma cuando vaya a regañar a sus hijos. Si siente que se está enfureciendo, aléjese un momento hasta que recupere la calma.

- Alabe el buen comportamiento de sus hijos. Al hablarles, demuéstrele su afecto.

- Dígale a sus hijos lo que deben hacer en lugar de decir lo que no deben hacer.

- Siempre que sea posible, para lograr que el niño cambie de comportamiento intente cambiar la situación en que se produce el problema.

- Use palabras, nunca el castigo corporal. Los golpes o nalgadas sólo le hacen sentir que son malos y les genera un sentimiento de miedo o lo que es peor aprenderán a golpear a los demás.


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión