Protección a la maternidad en Cuba

La isla de Cuba tiene una actualizada ley de maternidad gracias a la cual los padres cubanos podrán hacer uso de la licencia laboral para cuidar de sus hijos durante el primer año de vida, mientras sus esposas trabajan.

La nueva legislación otorga nuevos derechos y ofrece la posibilidad a los padres de elegir quién disfrutará de la licencia laboral dentro del grupo familiar.

El decreto establece que una vez concluida la licencia postnatal y la etapa de lactancia materna, los padres pueden decidir de mutuo acuerdo cuál de ellos cuidará del bebé hasta concluir el primer año de vida.

Asimismo, con el objeto de garantizar el cuidado y tratamiento del niño o niña durante ese primer tiempo, se establece también el derecho de la madre o padre incorporado al trabajo a disfrutar de un día de licencia retribuida, cada mes, para concurrir al centro asistencial pediátrico y verificar la salud del bebé.

Cuando los padres se quedan cuidando a los hijos, las madres trabajadoras incorporadas al empleo, al vencer el período de licencia postnatal, tienen derecho a una hora diaria libre para la lactancia, hasta que la descendencia arribe al primer año de edad.


PADRES MAS ACTIVOS
Entre los objetivos esta el de fomentar la responsabilidad compartida de la madre y el padre en el cuidado y atención de los hijos e hijas, y la del padre en particular en caso de fallecimiento de la madre. Igualmente se aplica a madres y padres adoptivos en todo lo relativo a la protección de hijos e hijas.

Además de conceder importantes derechos a las madres, el nuevo decreto ley facilita su atención médica durante el embarazo. Esta comprende consultas periódicas con los médicos de familia y especialistas en todo el país, así como análisis mensuales de laboratorio para seguir el curso de la gestación.

Asimismo, de acuerdo con la mencionada ley, las administraciones autorizan el cambio de puesto de trabajo a la gestante que, por razones especiales de carácter médico, no puedan permanecer en su labor habitual por considerarse perjudicial para el normal desarrollo de su embarazo. En tal caso, el cambio se hace con la garantía de la totalidad de su salario.

De no ser posible la reubicación laboral, se le abonará a la trabajadora una prestación económica ascendente al 60 por ciento del promedio de los salarios percibidos en los seis meses anteriores al cese de su labor. Esa prestación cesa en la fecha de inicio de la licencia prenatal, sea esta retribuida o no.

Decreto Ley 234 de la Maternidad de las Trabajadoras

Maternidad de la trabajadora


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión