Vino, brindemos por nuestra salud

Las bondades del vino fueron descritas por Hipócrates, padre de la medicina moderna, quien afirmaba que "el vino es cosa admirablemente apropiada al hombre, tanto en el estado de salud como en el de enfermedad, si se le administra oportunamente y con justa medida, según la constitución individual".

Tomar un poco de vino es saludable; el vino es una bebida alcóholica a la que se le atribuyen propiedades anticancerígenas y antioxidantes gracias a determinadas sustancias que contiene.

En términos científicos el vino posee ciertos componentes, que actúan sobre los lípidos plasmáticos (básicamente el colesterol, HDL), las plaquetas o la coagulación sanguínea en la protección cardiovascular.

Hoy sabemos que el tanino de los vinos tintos, - cuando se practica un consumo moderado- ayuda a mantener más limpias nuestras arterias, contribuyendo a evitar enfermedades cardiovasculares. Asimismo recientes estudios han demostrado que el resveratrol, una sustancia que se encuentra en la piel de la uva negra, puede ayudar a retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades geriátricas como el Alzheimer.


La certeza sobre los beneficios que puede producir el consumo del vino tuvo su primera demostración en Francia, en el año 1992, gracias al estudio de Serge Rénaud, "La paradoxe française". Bajo este título se pone de manifiesto, con ejemplos, como un país con riesgo cardiovascular similar al de otros países desarrollados tiene una incidencia de enfermedades cardiovasculares inferior a ellos.

El profesor Renaud llegó a la conclusión que el consumo moderado de vino reduce en un 20% el riesgo de cáncer, infarto de miocardio o accidentes vasculares cerebrales después de realizar un largo estudio durante 20 años, analizando la evolución de la salud de 34.000 personas con edades entre 40 y 60 años.

Está demostrado entonces que consumir vino de forma moderada reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares hasta en un 50%.

La dieta mediterránea es muy buena para la salud; y en ella se incluye el vino, como bebida alcohólica que, tomada con moderación, ayuda a la salud del cuerpo.

Al decir que bebida con moderación nos referimos a 2 vasos al dia; beber grandes cantidades puede ser peligroso.

Además se aconseja consumirlo por las noches; evita trombosis; un par de copitas de vino con la cena nos ayudarán a realizar la digestión, a dormir de un tirón y a tener una mejor salud.


 

Buscar

Servicios para Cuba

Si desea realizar alguna consulta de salud, nuestros especialistas pueden responderle. Envíe su pregunta de salud

Inicio de sesión